Knicks podrian despedir a Marbury

Miércoles, 24 Septiembre   

Según se ha manejado en la prensa

La continuidad del base Stephon Marbury con los Knicks de Nueva York podría estar llegando a sus últimos días, de acuerdo a la información que ofreció el periódico local “Newsday”.

Cambiarán muchas cosas para los Knicks

Aunque el jugador se ha preparado a fondo físicamente para comenzar una nueva temporada, los Knicks, a través del presidente de la compañía Madison Square Garden, James Dolan, dueña del equipo, estudian la posibilidad de comprar su último año de contrato, que es de 21,9 millones de dólares.

El proceso que los Knicks podrían seguir, de acuerdo a “Newsday” sería la de colocar a Marbury en la lista de transferibles y luego comprar su contrato para que se quedase como agente libre.

En este sentido, también varios medios de comunicación del Sur de Florida ya han mencionado que los Heat de Miami podrían recibir al polémico base con los brazos abiertos.

Marbury se ha recuperado completamente de la operación del tobillo izquierdo a que fue sometido el pasado mes de febrero, para quitarle pequeñas esquirlas de hueso y durante todo el verano ha trabajo en el Sur de California, donde también ha conseguido bajar de peso.

El base de los Knicks no llegó al campo de entrenamiento del equipo hasta ayer, lunes, aunque los veteranos ya estaban de manera informal trabajando la pasada semana.

Después de cuatro temporadas y media con los Knicks, la mejor para Marbury fue la del 2004-05 cuando consiguió promedios de 21,7 puntos y 8,1 asistencias.

A partir de esa temporada todo cambio a peor para Marbury que bajo en su rendimiento y tuvo todo tipo de enfrentamientos con los entrenadores Larry Brown e Isiah Thomas.

Su punto más bajo llegó en noviembre del 2007 cuando abandonó la concentración del equipo que se encontraba en Phoenix para enfrentarse a los Suns.

A pesar que Thomas intentó hacer las paces, al final no se pudo superar el enfrentamiento con el polémico jugador, y todo parece indicar que su paso por los Knicks está más cuestionado que nunca.

Los Knicks, con su nuevo entrenador al frente Mike D’Antoni, que dejó a los Suns, se decidieron a fichar el pasado julio al base Anthony Robertson, un indicador que podría ocupar el puesto de base titular del equipo.

Robertson ha jugado 36 partidos como profesional con los Grizzlies de Memphis y los Warriors de Golden State, pero la pasada temporada estuvo en el baloncesto de Turquía e Israel.

El nuevo base de los Knicks jugó cinco partidos con el equipo en la liga de verano y consiguió unos promedios de 14,8 puntos.